viernes, julio 31, 2009

Movimiento PAIS selló alianza con asambleístas de derecha

La Asamblea Nacional de Ecuador inició sus labores el día de hoy, y en su sesión inaugural se pudo percibir la reedición de las viejas prácticas parlamentarias de la partidocracia oligárquica, pero esta vez practicadas por el Movimiento PAIS, agrupación política del Presidente de la República Rafael Correa.

Para alcanzar una mayoría, y de esa manera nombrar a los principales dignatarios de la Asamblea y las presidencias de las comisiones respectivas, PAIS llegó a un acuerdo con los asambleístas del Partido Roldosista Ecuatoriano, del depuesto presidente Abdalá Bucaram que vive en Panamá para evitar su enjuiciamiento y sanción por actos de corrupción, y con los integrantes del denominado ADE, al frente del cual se encuentra Alfredo Ortiz, ex asambleísta constituyente que en Montecristi votó en contra de la actual Constitución. De esa forma PAIS rubrica un acuerdo con sectores que en nada se identifican con la tendencia democrática, progresista y de izquierda.

Los asambleístas del MPD y Pachakutik, unidos en una alianza democrática, de izquierda, pluricultural, plurinacional y patriótica, criticaron esa conducta política y votaron en contra de las candidaturas presentadas por PAIS. Cuestionaron que el gobierno esté dando vuelta atrás en temas fundamentales como el petrolero, minero, seguridad; que se golpee al sindicalismo con instrumentos como el decreto 1701 y la Ley de Empresas Públicas que otorga al patrono la potestad de calificar quien es obrero y quien no. Cuestionaron que se pretenda aprobar una Ley de Educación Superior que viola principios básicos como la autonomía universitaria y rechazaron la violenta represión desatada por el gobierno en contra de los maestros y estudiantes universitarios que en estos días realizaron movilizaciones de protesta contra el proyecto de ley de educación para las universidades y en contra de la Ley de Escalafón y carrera docente del Magisterio. Jorge Escala, asambleísta del MPD, cuestionó las actitudes antidemocráticas que se expresan en el gobierno y demandó la libertad de veintisiete estudiantes detenidos en las protestas del día de ayer.

A la vez que objetaron el comportamiento político de PAIS, también rechazaron la acción de la derecha que conspira en contra del proyecto político de cambio por el que lucharon los pueblos del Ecuador. Este proyecto pertenece a los pueblos y en ellos está la fuerza para empujarlo, y están equivocados quienes creen que esto depende de la acción y la voluntad personal de una persona, dijo el asambleísta Línder Altafuya. El mismo asambleísta aclaró que “no votarán por la derecha que conspira contra el proyecto, ni por los elementos de derecha incrustados en PAIS.

En medio de ese debate, Fernando Cordero fue elegido Presidente de la Asamblea Naciona, Irina Cabezas y Rolando Panchana vicepresidentes. Los tres integrantes del Movimiento PAIS.

En las últimas elecciones, PAIS logró elegir 58 asambleístas de los 120 que componen la Asamblea Nacional, en base a esos acuerdos Cordero obtuvo 74 Votos. Los nombres de Cabezas y Panchana provocaron desacuerdos al interior de PAIS, al punto que algunos integrantes de la bancada legislativa, días antes, pidieron revisar esas candidaturas.

Declaración del Polo Democrático Alternativo sobre las bases militares de Estados Unidos en Colombia

1. El Gobierno de Álvaro Uribe, ha anunciado la determinación, de otorgar a los Estados Unidos el uso de bases militares en el territorio nacional a través de un acuerdo que pondría a su disposición toda la geografía colombiana para todo tipo de operaciones dentro y fuera del país. Con las primeras, se involucra a un ejército extranjero en el conflicto interno, se atiza la confrontación y se aleja la paz. Con las segundas, Colombia se convierte en una plataforma para el asentamiento y la expansión bélica de esta potencia, que afecta no solo la estabilidad de los gobierno democráticos y progresistas, sino también los importantes proyectos de integración Latinoamericana y caribeña.

2. Además de la indigna condición a la que queda sometida la soberanía nacional, es evidente que tal decisión hace de Colombia una punta de lanza de las pretensiones del gobierno de los Estados Unidos y de sus aliados para agredir a los estados latinoamericanos que no le son afines o que podrían debilitar su hegemonía continental, y se suma a la ofensiva de fuerzas reaccionarias y del imperio que como en Honduras, provocaron el Golpe de Estado contra el Presidente legítimo de ese país, José Manuel Zelaya.

3. Esta aberrante concesión es contraria a la Constitución. Ni los artículos concernientes a estos asuntos, ni las instancias a las cuales deberían consultarse, han sido respetados. Es una de las más flagrantes violaciones que ha cometido este gobierno al Estado Social de Derecho.

4. La guerra es negocio de un reducido grupo de empresas multinacionales que dependen de los contratos de seguridad y defensa del Departamento de Estado y del Pentágono. Tras el sofisma de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, existen jugosos negocios del complejo militar industrial estadounidense, que abarca desde las fábricas de armas y municiones hasta las firmas contratistas de mercenarios a escala global.

5. La profundizació n del sometimiento militar de Colombia es la continuación de la fracasada política antidrogas enmarada en el Plan Colombia. Con ello se amplificaran los daños económicos, sociales y ambientales que se han padecido por más de una década, y se agravará aún más, la crisis humanitaria y de derechos humanos.

6. Un hecho aún más inadmisible es la expedición de la inmunidad jurídica dada a los militares y mercenarios norteamericanos para toda clase de delitos cometidos en Colombia, quienes tendrán el estatus diplomático. Los antecedentes de las conductas delictuosas de los efectivos del ejército de Estado Unidos - aquí y en otros países - hacen concluir que esta inmunidad es una abierta impunidad.

Por estas consideraciones, el Polo Democrático Alternativo - PDA - convoca a:

a). Invitar a las Fuerzas Política y Sociales, a los demócratas, Intelectuales y Defensores de Derechos Humanos de Colombia y el Continente, a reunirnos prontamente para acordar una AGENDA COMUN y un PRONUNCIAMIENTO contra este Acuerdo que vulnera la soberanía Nacional y afecta la estabilidad democrática y pacífica de la región.

b). Convocar la JORNADA NACIONAL DE MOVILIZACION Y PROTESTA contra la Guerra, las Bases Militares en Colombia, por la Soberanía Nacional y la Paz en la Región.

c). Impulsar una CAMPAÑA NACIONAL Y CONTINENTAL contra la militarizació n y la intervención de Estados Unidos en América Latina, a la que esperamos se sumen las Fuerzas Progresistas y Democráticas del mundo.

d). Expresar nuestros sentimientos de fraternidad, solidaridad y apoyo a todos los países latinoamericanos, a sus pueblos y a los gobiernos que legítimamente los representan.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL
Martes 28 de julio de 2009

jueves, julio 30, 2009

Manuel Zelaya: "Los hondureños tienen derecho a tomar las armas"

Michelle Amaral da Silva

Rodeado de guardaespaldas, el depuesto Presidente de Honduras, Manuel Zelaya, saludó con euforia a un grupo de hondureños que cruzó la frontera con Nicaragua, el lugar donde se había convocado a sus partidarios para, juntos, regresar al país después de 26 días de el exilio.

La entrada triunfal programada por Zelaya fue anulada por el golpista Roberto Micheletti, que declaró estado de sitio en las provincias donde la carretera conduce a la frontera, en un intento de evitar la movilización convocada por el Frente de la Resistencia al golpe de Estado.

Empeñados en recibir el depuesto presidente, sin embargo, cientos de hondureños se aventuraron a las montañas del país para eludir la represión del Ejército. Entre abrazos y gritos de "Urge Mel" (algo así como "Que venga Mel!", apodo por el que es conocido), la seguridad del presidente advertía sobre la presencia de francotiradores en una colina.

Sin la multitud esperada, Zelaya no cruzó la frontera. Si lo hubiera hecho, "sería detenido", advirtió un coronel del Ejército encargado de la supervisión de la Aduana de Honduras. El depuesto presidente esperaba la respuesta de una "negociación" con en el Ejército para entrar. No hubo acuerdo.

Sentado en un jeep, rodeado de simpatizantes, Manuel Zelaya habló brevemente con Brasil de Fato. Visiblemente cansado y, aparentemente, sin estrategia para asegurar su regreso a la Presidencia, advirtió que "si las armas vuelven a manos de la derecha para derrocar a los presidentes reformistas, entonces la gente también tiene derecho a volver a buscar soluciones por ese camino".

Brasil de Fato - El gobierno de EE.UU. criticó su decisión de tratar de regresar al país sin un acuerdo previo con el Gobierno golpista. ¿Cuál es su opinión?

Manuel Zelaya - Di todas las treguas. Fui muy tolerante, esperé y apoyé todas las decisiones adoptadas por la comunidad internacional. Acepté lo que dijo la Secretario de Estado [de EE.UU., Hillary] Clinton. Sin embargo, los golpistas continúan reprimiendo al pueblo, violando los derechos humanos de la población, apropiándose de recursos que no les pertenecen, usurpando la soberanía popular, traicionando a los poderes del Estado. Me sacaron de mi casa en la madrugada a balazos, amarrado. Yo nunca fui acusado formalmente con una orden judicial, no me enjuiciaron anteriormente. Ahora inventaron acusaciones contra mí, mi familia y mis ministros. Los militares hablan de democracia, pero cuando alguien tiene una posición contraria, es declarado comunista, lo persiguen y le hacen un golpe de Estado. La élite de Honduras es sumamente conservadora.

Usted no puede entrar a Honduras, según lo previsto. ¿Qué piensa hacer?

Mantengo el llamado al pueblo hondureño para que llegue a la frontera. [El Ejército impide que los manifestantes lleguen a la zona fronteriza]. Sólo hay 12 kilómetros entre El Paraíso [último punto de bloqueo del Ejército] y Las Manos [puesto fronterizo nicaragüense]. La gente puede venir caminando, la policía no los detendrá. Y también hay otras posibilidades. Tengo dos helicópteros y puedo aterrizar en cualquier lugar.

¿Cuáles fueron los factores determinantes que desencadenaron el golpe de Estado?

Honduras es la tercera economía más pobre de América Latina. De cada diez hondureños, ocho viven en la pobreza y tres viven en la extrema pobreza. Creo que en una sociedad que vive así desde hace por lo menos un siglo, se deben analizar propuestas de cambio. Y estos cambios están relacionados con la forma de establecer el sistema de gobierno. Es evidente que las élites económicas, que están privilegiados por esta situación, por el status quo, no desean estos cambios. Así que la única manera de promover cambios en Honduras es aumentar las oportunidades para la participación ciudadana, los procesos de participación social. Mencioné eso y los oligarcas me declararon enemigo de la patria, y comenzaron a conspirar contra mí.

Aumenté el salario de los trabajadores, traté de incorporar la reforma agraria, abrí las puertas al socialismo del sur, y eso fue considerado un delito. Todo esto contribuyó a que la oligarquía económica - con el apoyo de viejos halcones de Washington, como Otto Reich y Robert Carmona, y algunos congresistas de EE.UU. - empezara la conspiración que desembocó en el golpe. Pero se equivocan. Pensaron que sería fácil, como en el siglo 20, cuando con 48 horas los golpistas lograban dominar a la gente. El pueblo lleva ahora 28 días en las calles, reclamando, diciendo que no aceptan este golpe. La comunidad internacional también ha cambiado. Ya no aceptan golpes de Estado, porque realmente son ilegítimos, son un paso atrás, es el regreso de la fuerza sobre la razón. Es el retorno de la violencia por sobre las urnas. Esto llevó al golpe. El temor al cambio, el temor a que el pueblo se organice.

La prensa hondureña lo compara con el Presidente Hugo Chávez. Como define Usted su gobierno?

De centro-izquierda. De centro porque apoyamos el liberalismo económico y de izquierda porque apoyamos los procesos sociales, socialistas. Busqué un término medio. Aún así me han declarado enemigo de las élites económicas, precisamente porque aumenté el salario mínimo de los trabajadores. Me parece injusto que me dieran un golpe de estado porque estaba realizando una consulta pública para ver cuál es la tendencia del pueblo en relación con los procesos de participación ciudadana. Es ridículo lo que sucedió, el mundo se ríe de los golpistas, nadie reconoce sus acciones.

Muchos creen que los EE.UU. ha adoptado una actitud dudosa en esta crisis. Condenan el golpe, pero no aplican sanciones económicas al gobierno de facto de Roberto Micheletti. ¿Cuál es su evaluación?

El gobierno de Barack Obama ha sido coherente con una diplomacia multilateral y dio muestras de querer solucionar el problema. Pero no ocurre lo mismo en otros grupos de poder de EE.UU. Estos sí que están apoyando el golpe de Estado, la vieja guardia de los conservadores apoyan el golpe. Obama no. La Secretaria de Estado Hillary Clinton fue clara. Pero en EE.UU. hay muchos intereses políticos y económicos, y hay mucha gente sectaria, que quiere imponer su ideología.

Usted quiere retomar la presidencia, pero hasta ahora Micheletti ha reiterado que no acepta la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para restituirlo en el cargo. Qué puede significar este precedente para América Central?

Este golpe mata la fuerza de la soberanía popular. Eso abre un precedente en el sentido de que si las armas vuelven a manos de la derecha para derrocar a presidentes reformistas, entonces la gente también tiene derecho de volver a buscar soluciones por ese camino, cosa que nosotros no deseamos. En primer lugar, dicen a la población que hay que votar y que la democracia es su derecho, y ahora las armas vuelven a atacar a la democracia. Eso no se puede permitir. Tenemos que luchar contra eso.

Con los militares, el Congreso y los empresarios apoyando el golpe de Estado, que pretende hacer para recuperar el poder?

Mantenerme firme.

Brasil de Fato

Súmate (a los planes de la CIA)

Alejandro Dausá (ALAI)

El periódico El Deber, de Santa Cruz de la Sierra, informa que una experta venezolana, invitada por la Fundación Nueva Democracia a Bolivia, desarrollará tareas de “capacitación electoral” en las tres ciudades más importantes del país. Se trata nada más y nada menos que de María Corina Machado, presentada por la prensa como “presidenta del movimiento ciudadano Súmate”.

En realidad, Súmate no es un movimiento, sino una organización creada en Venezuela en el año 2003 para promover el referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez. Es conveniente recordar que para esa época ya había fracasado un golpe de estado (abril del 2002) y un prolongado lockout contra la poderosa empresa petrolera estatal PDVSA. La estrategia de Súmate consistió en organizar, financiar y publicar encuestas favorables a la oposición, para luego denunciar fraude, desacreditando los resultados reales del referéndum, que otorgaron un masivo respaldo a la gestión del presidente Chávez.

Súmate es una de las cientos de instituciones creadas y solventadas por la NED (National Endowment for Democracy) que funciona como una de las mayores estructuras de injerencia e imposición del modelo de democracia según la matriz del neoconservadurismo norteamericano. Canaliza cada año millones de dólares provenientes de fondos del gobierno estadounidense, en el marco del presupuesto destinado a USAID (Agencia para el Desarrollo Internacional). Hay que decir que en la práctica continúa la labor de la CIA, recurriendo a formas aparentemente legítimas, con énfasis en los derechos políticos de los ciudadanos, participación, construcción de democracia, etc.

La “experta” María Corina Machado no honra los principios que dice defender: fue una de las firmantes del Decreto Carmona, emitido en Caracas por el golpista Pedro Carmona (llamado posteriormente Pedro el Breve, debido a la corta duración de su aventura) en medio de aquella asonada que fue frustrada por una impresionante movilización popular, conocedora de la democracia real y concreta. Es bueno apuntar también que la señora Machado fue recibida con honores por el gran benefactor de la humanidad, George W.Bush, en el Salón Oval de la Casa Blanca, como reconocimiento a sus méritos en la promoción de los principios e intereses del imperio. Junto a Alejandro Peña Esclusa, de Unoamérica, trabajó afanosamente en la reciente campaña electoral salvadoreña en favor del partido ARENA, fundado y coordinado por genocidas y paramilitares.

Momento oportuno

A pocos meses de las elecciones, Súmate aparece públicamente en Bolivia como una continuación previsible de otras apuestas anteriores (con instituciones como Human Rights Foundation o Unoamérica). Todas hacen parte de la descomunal maniobra de pinza alentada por el Departamento de Estado norteamericano para poner freno a los incipientes procesos emancipatorios en América Latina. Como indica la investigadora Eva Golinger “Para preservar sus intereses, los grandes capitalistas necesitan estructuras que les permitan pensar las futuras estrategias de expansión del capital. Las fundaciones, los think tank, los institutos financiados por las multinacionales, son los lugares de encuentro para elaborar visiones comunes y una cooperación entre varios sectores del poder...”.

En Bolivia, superados parcialmente los intentos de golpe y la acometida terrorista, se lanzó ya la carrera electoral; grupos de derecha, bloques de poder regionales y élites empresariales exhiben atropelladamente a sus impresentables candidatos e insisten en la constitución de un frente común opositor a Evo Morales. Sin embargo, más allá de fórmulas partidistas, ese frente existe hace rato y opera incansablemente desde los grandes medios de comunicación (en realidad, medios de intoxicación masiva). Junto a proyectos como Súmate, componen la ofensiva de control ideológico, generación de matrices de opinión y construcción de sentidos hegemónicos que son eslabones del sistema de dominación múltiple, un reto que el pueblo no puede enfrentar exclusivamente en las calles o las contiendas electorales.

miércoles, julio 29, 2009

Bicentenario de la Independencia: Exaltar la gesta de los patriotas y de los pueblos, seguir el ejemplo de su lucha

Se cumplen doscientos años de la gesta independentista del 10 de Agosto de 1809, que abrió para las colonias españolas en América, el derrotero para profundizar y desarrollar la lucha, corajuda y heroica, que acabó con el dominio indignante de la monarquía ibérica; dio paso a la instauración de los estados nacionales y permitió conquistar la independencia política de nuestros países.

El 10 de Agosto, hace ya dos siglos, un grupo de criollos con elevados anhelos independentistas y libertarios, inspirados en los ideales emancipadores de Eugenio Espejo, el ejemplo de la Revolución Francesa y de la Independencia de Estados Unidos, contando con la participación de los sectores populares, provocó la asonada que destituyó al Presidente de la Real Audiencia, Ruiz de Castilla, representante político de la corona española y dio paso a la formación de un Gobierno Provisional, encabezado por la Junta Soberana de Quito, que nombró sus propias autoridades y llegó incluso a dictar una Carta Política para organizar el nuevo Estado.

Debido a la furiosa arremetida represiva de los realistas, ese gobierno no pudo sostenerse en el poder y sucumbió en poco tiempo, sufriendo un año más tarde el asesinato de los patriotas que estaban en prisión, así como de cerca de trescientos hombres y mujeres en las calles de Quito; sin embargo la resonancia del grito libertario se extendió por los confines de América y trajo réplicas en México, Caracas, Bogotá, Santiago de Chile y Buenos Aires, por lo que se ha nombrado a la insubordinación de Quito, como la “Luz de América”. Ello fue también el ejemplo para que el 9 de Octubre de 1820, se lograra la Independencia de Guayaquil y luego los levantamientos en varias de las ciudades del país andino.

A partir de estos movimientos autonomistas y libertarios se encenderían los fuegos de las batallas e insurrecciones por la independencia de las colonias que acabarían finalmente con el yugo de la dominación española.

Si bien es cierto que el movimiento libertario estuvo conducido por los criollos ricos, descendientes de españoles, nacidos en tierras americanas que aspiraban la conducción política en sus respectivas localidades, sin embargo fueron los pueblos americanos: hombres y mujeres pobres de las ciudades y villorrios, campesinos e indígenas, negros sometidos a la esclavitud, artesanos, pequeños comerciantes e intelectuales, los que participaron en las enconadas batallas por lograr la independencia; fueron los combatientes de los ejércitos de Bolívar, Sucre y San Martín, que enfrentaron con las armas en la mano a la felonía de los militares españoles y que finalmente los derrotaron.

A sus inagotables combates, a su valor puesto a prueba en las duras batallas en los Andes y las llanuras americanas, a su sangre derramada en las campañas contra el poderío militar realista, se debe fundamentalmente el desenlace victorioso de la guerra y el término del coloniaje español.

La Independencia y la conformación de los Estados libres en las distintas ex – colonias, fueron un importante acontecimiento histórico en la forja de los estados nacionales, pero ello no significó para las mayorías empobrecidas y explotadas, casi ningún alivio a sus duras condiciones de vida; desaparecida la opresión colonial, los pueblos pasaron a sufrir la opresión oligárquica, el dominio del militarismo extranjero y los abusos de la cúpula eclesiástica. También pronto vendría la dominación oprobiosa del imperialismo británico y luego estadounidense, sobre nuestras naciones y pueblos, para remachar las cadenas del atraso y la miseria.

La Independencia, cuyo Primer Grito lo celebramos en este Bicentenario, imparte lecciones válidas que los trabajadores, la juventud y los pueblos debemos aprenderlas y que son útiles para nuestra actual situación.

Los comunistas sostenemos que para ser verdaderamente libres, debemos romper las cadenas que nos atan con la lucha revolucionaria, con el combate indómito a la dominación imperialista y oligárquica, sin pensar que la dependencia y la opresión pueden ser negociadas con quienes nos dominan.

No sólo corresponde honrar a los patriotas y a los héroes que forjaron nuestra nación, con frases líricas que exalten su memoria, sino sobre todo continuando la lucha por la causa de la emancipación, por cambiar el presente de esclavitud, por un futuro de libertad.

A los doscientos años del Grito de Independencia los marxistas leninistas reafirmamos, que los pueblos son los verdaderos hacedores del cambio y que la revolución no depende de enviados mesiánicos, sino de la movilización, el combate y la organización férrea de los trabajadores, la juventud, las mujeres y los pueblos, en este momento, por nuestros derechos y reivindicaciones, por el cambio social revolucionario, que debe enfilar sus batallas por la Patria Nueva y el Socialismo, por una nueva vida.

¡Viva la lucha de los pueblos que con las armas en la mano acabaron con el yugo español para darnos la independencia!

¡Viva el ejemplo de los patriotas que lucharon para acabar con el coloniaje español!

PARTIDO COMUNISTA MARXISTA LENINISTA DEL ECUADOR

Comité Central

Cambios en el patio trasero


Por: Guido Proaño A. / Opción

Dos acontecimientos de enorme trascendencia que marcan las circunstancias y las tendencias que caracterizan el escenario político regional se han producido en nuestro continente en los últimos meses. El uno es la resolución adoptada en la XXXIX Asamblea General de la Organización de Estados Americanos OEA, que permite a Cuba ocupar su lugar en esa organización y habla del cambio en la correlación de fuerzas políticas y sociales en América; el otro, el golpe de Estado operado el pasado 28 de junio en Honduras, para el que la oligarquía de ese país contó con el aval del gobierno de Washington.

Hasta la década de los noventa del siglo pasado, los Estados Unidos mantuvieron una ingerencia plena en todos los asuntos del quehacer diario de los gobiernos de la región –salvo en Cuba, claro está-, y el intervensionismo militar formaba parte de su diplomacia cuando los problemas eran mayores, como muestran las invasiones a República Dominicana, Grenada y Panamá. Pero ahora el fenómeno ha variado, la presencia de varios gobiernos progresistas evidencia el cambio cualitativo operado en los últimos años. El campo político ha quedado fragmentado entre gobiernos democráticos -más moderados o más “radicales”- y la derecha, situación que, a su vez, ha abierto el debate entre profundizar las políticas progresistas operadas por esos gobiernos, quedarse en el desarrollismo-reformista u optar por una vía auténticamente revolucionaria.

Aunque algunos analistas tomen como referencia de este viraje la primera victoria electoral de Hugo Chávez en Venezuela (1998), lo cierto es que ese cambio fue incubándose antes al calor de la movilización popular en distintos puntos de la geografía americana. El Caracazo de 1989 en contra del ajuste neoliberal, la rebelión popular en Cochabamba (Bolivia, 2000) en contra de la privatización del agua, así como los levantamientos populares que pusieron fin a gobiernos serviles al imperialismo en Ecuador, Bolivia, Argentina, Paraguay mostraban la recuperación y desarrollo alcanzado por el movimiento popular en cada uno de los países, el anhelo de cambio anidado en los pueblos y las variaciones que se operaban en el tablero político. La Cumbre de Presidentes de Mar del Plata (nov 2005) dio ya un aviso a George Bush de lo que estaba ocurriendo; los Estados Unidos no consiguieron el reinicio de las negociaciones del ALCA, el gobierno venezolano y los integrantes del MERCOSUR cerraron filas en contra, pero sobre todo un gran movimiento social de oposición recorría todo el continente.

Así se explican los triunfos político-electorales Chávez, Lula, Evo, Vázquez, Correa… que hacen de este sub-continente un territorio que poco a poco deja de ser el patio trasero del imperialismo yanqui, en el que hacía las cosas a su gusto. Aseveración que la tomamos con cautela, pues, la oligarquía no ha sido aniquilada en ninguno de esos países, actúa y asecha en contra de los procesos políticos progresistas; la labor del imperialismo para subvertir la tendencia está en todo lado; hay países como Colombia y Perú en los que las debilidades del movimiento popular no han permitido aún echar del gobierno a personajes siniestros como Uribe y García; y, los errores y limitaciones políticas de algunos gobiernos despejan el campo para la recuperación de la derecha, como ocurre en Argentina.

El imperialismo hasta el momento se mostró tolerante con varios de esos gobiernos, mas esto no implica su complacencia. En abril de 2002 intentó sin éxito poner fin al gobierno de Hugo Chávez y, en su lugar, instaurar un gobierno reaccionario de empresarios y banqueros; en Bolivia los primeros intentos golpistas fueron denunciados el año 2007, y en ambos casos la embajada yanqui ha jugado el papel de centro de la conspiración.

El golpe de Estado en Honduras bien puede marcar un cambio en la política de los Estados Unidos hacia la región. No faltaron quienes se ilusionaron con la presencia de Barak Obama en la Casa Blanca, pero seguramente la realidad los estará golpeando. En Honduras no solo se juega la restitución del Presidente José Manuel Zelaya; allí se ensaya un proyecto político reaccionario para generalizarlo en la región, por lo que el combate de ese pueblo en contra de los golpistas requiere de nuestra total solidaridad.

Paradójicamente, fue en Honduras en donde se reunió la OEA para readmitir a Cuba, ahora es el centro de una crisis política en la que la derecha y el imperialismo han iniciado una cruzada para saldar cuentas con gobiernos progresistas que enarbolan la soberanía como una de sus principales banderas políticas.

martes, julio 28, 2009

Una operación en Washington revela una fisura en el Ejército Hondureño

Informe especial IAR Noticias/ 28-Julio-09

Washington, por estas horas, es un caldo de cultivo de todo tipo de rumores y versiones sobre el proceso hondureño, cuyas orientaciones y aprovechamiento político nacen de operaciones diseñadas en los despachos de demócratas y republicanos donde se decide (desde posturas enfrentadas) el destino de Zelaya y de los golpistas.

La guerra interna desatada entre halcones y demócratas tras el golpe que derrocó a Zelaya cobró un giro inesperado el lunes al conocerse un misterioso "comunicado militar" en apoyo de la propuesta para la solución del conflicto llevada a cabo por el presidente de Costa Rica, Arias, designado mediador con el aval de Obama y del Departamento de Estado.

En dicho comunicado, difundido por todas las agencias internacionales, el Ejército hondureño respaldaba una "salida negociada" que incluía el regreso y restitución de Zelaya en la presidencia de Honduras.

La información produjo una conmoción en Washington, donde los demócratas liberales (que apoyan la restitución de Zelaya y la salida negociada) mantienen un frente de guerra abierto con los republicanos conservadores que apoyan al gobierno golpista de Micheletti, cuya fórmula es permanecer en el poder hasta un llamado elecciones sin Zelaya como candidato.

No bien se conoció la supuesta "postura" de las FFAA hondureñas, y en una entrevista con la BBC, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, general Romeo Vásquez, negó enfáticamente que el Ejército esté respaldando la propuesta del mandatario costarricense Oscar Arias, la cual incluye la restitución en el poder del presidente depuesto Manuel Zelaya.

Vásquez negó rotundamente que miembros del Ejército hondureño hubieran viajado a EEUU para representar a la institución en negociaciones secretas.

La máxima autoridad militar golpista hondureña, que hizo efectiva la expulsión de Zelaya en pijama y a punta de pistola el pasado 28 de junio, reiteró su apoyo al gobierno de facto de Roberto Micheletti y dijo que los militares actuaron siguiendo las órdenes de la Corte Suprema.

Los rumores de ruptura en la cadena de mando militar golpista comenzaron a circular en la prensa norteamericana donde, para los demócratas, se había producido una división entre la cúpula y los mandos intermedios (coroneles y tenientes coroneles) mientras que para los republicanos conservadores sólo se trataba de una operación de acción psicológica orientada a "sembrar dudas" sobre la fortaleza del gobierno de Micheletti.

Según el corresponsal de Clarín en Honduras, Marcelo Cantelmi, "El dato central del comunicado militar es que fue estimulado por la cancillería de Barack Obama para presionar al Congreso y a la Corte Suprema de Honduras. Se conoció el domingo porque el lunes comenzaron los legisladores hondureños a analizar si aprueban el Acuerdo de San José, una iniciativa impulsada por la Casa Blanca que incluye el regreso con poderes muy limitados de Manuel Zelaya".

"El comunicado de las FF.AA, al defender desde EEUU el Acuerdo, y no apenas la mediación de Costa Rica (ya finalizada, por cierto), le dificultan al Congreso y a la Corte bochar la propuesta. Además deja en evidencia que lo que sucede en Honduras se resolverá finalmente en Washington",
señala el corresponsal.

Por su parte, la corresponsal en Washington del diario Clarín, Ana Barón, revela que el borrador del comunicado que emitió el Ejército hondureño en apoyo a la propuesta del mediador Oscar Arias, fue redactado en las oficinas de un senador demócrata en Washington después de días de discusiones entre sus asesores y dos coroneles jóvenes hondureños.

"El nombre del senador debe quedar en el anonimato", dijo a la corresponsal de Clarín una fuente del Senado. "Le confirmo que el borrador fue discutido aquí. Tenemos mucho interés en que el conflicto se solucione porque pensamos que si el golpe triunfa, otros países en América Latina seguirán el mismo camino", añadió.

Analistas consultados por la corresponsal de Clarín creen que los militares hondureños están divididos, entre la nueva generación que no vivió la Guerra de América Central y que ahora quieren despegarse del golpe y la vieja generación que apoyó la destitución de Zelaya.

"Los coroneles hondureños que vinieron a Washington son muy profesionales, no quieren mezclarse con la política. Están enojados porque EEUU les ha cortado la ayuda militar, lo que significa menos entrenamiento, menos recursos", explicó a Clarín, Vicky Gass, de la Oficina Latinoamericana en Washington.

"Yo no creo que el comunicado de los militares hondureños refleje lo que piensa la cúpula militar", coincidió Michael Shifter de Diálogo Interamericano.

Gass -según la corresponsal de Clarín- contó que los representantes del Partido Republicano que viajaron a Tegucigalpa liderados por el diputado Connie Mack de la Florida para apoyar a Micheletti, se reunieron el domingo en la embajada de EEUU en Tegucigalpa con miembros de la sociedad civil hondureña.

"Mack informó luego que los presentes están convencidos que Micheletti aceptaría abandonar la presidencia, pero no que Zelaya regrese para instalarse en ella. Entonces una posibilidad es que Micheletti se retira, Zelaya regresa. Gobierna por una semana o dos. Y nombra un presidente interino hasta las elecciones que podrían tener lugar en octubre", dijo Gass citado por Clarín.

La revelación de la corresponsal de Clarín, aporta una nueva confirmación de lo que ya es vox populi en la prensa norteamericana: Las posiciones en Washington están divididas en torno de la resolución del conflicto en Honduras.

Los demócratas, con Obama y el Departamento de Estado, apuestan a una "salida negociada" con Zelaya presidiendo un "gobierno de unidad" hasta las elecciones, y los republicanos, con los halcones conservadores del Pentágono, quieren que Micheletti sea quien convoque a elecciones sin la presencia de Zelaya en el Gobierno.

Estas posturas enfrentadas alimentan todo tipo de operaciones políticas y mediáticas, como la que dice que el Departamento de Estado lanzó el "comunicado de los coroneles" redactado en Washington.

Desde ángulos de interpretación diferenciados, los medios conservadores y demócratas estadounidenses coinciden en general que Obama apuesta a una estrategia de "acercamiento" a Chávez con el objetivo de neutralizar la influencia del Pentágono y de los conservadores en el golpe hondureño.

Pero las interpretaciones difieren: Para los medios demócratas, Obama se vale de Chávez para forzar una "salida racional" a la crisis , y para los conservadores, el presidente estadounidense se "acerca peligrosamente a Chávez".

Lo que vienen expresando en sus líneas editoriales The Washington Post y The Wall Street Journal, dos de los diarios más emblemáticos del poder estadounidense, es el reflejo de una guerra ( todavía subterránea) entre la "izquierda" y la "derecha" imperial proyectada a su patio trasero latinoamericano.

En ese tablero, tanto Zelaya como Chávez y el grupo de los "presidentes izquierdistas", son variables de ajuste de la guerra entre los lobbistas de Wall Street (que sostienen a Obama) y los lobbistas del Pentágono y del Complejo Militar Industrial que sostienen el golpe de los "gorilettis".

Para el Wall Street Journal (vocero de la línea ultraconservadora) "Obama y el Departamento de Estado de EEUU se unieron a Chávez y sus aliados para exigir que Zelaya sea restituido en el poder".

En cambio para el Washington Post, que celebra la estrategia de Obama de jugar con el presidente venezolano, "Chávez es una molestia, pero Washington no tiene enemigos en América Latina. Nuestros intereses principales son la inmigración, la delincuencia y el comercio, no las ideologías, tanto como los extremistas de la derecha y la izquierda, aquí y allá, quieren que así sea".

La guerra, que antes se mantenía entre bambalinas, estalló con Obama, al que los golpistas llaman "negrito ignorante", y al que los conservadores USA del "destino manifiesto" señalan como un "presidente débil y sin experiencia" que pone en riesgo la seguridad nacional de EEUU.

En suma, lo que parece una interna bananera entre dos sectores de la oligarquía hondureña (uno conservador, y otro vestido de "socialista") en realidad no lo es tanto, y sienta el primer precedente histórico de un enfrentamiento interno en EEUU entre republicanos y demócratas luego de un golpe de Estado avalado por el Pentágono en el patio trasero.

Esta semana, el vocero periodístico de los halcones, The Wall Street Journal, sugirió que las operaciones para apuntalar a Zelaya contra el gobierno golpista de Micheletti salen de la Casa Blanca.

El lunes, Mary Anastasia O'Grady, la editorialista ultraconservadora de The Wall Street Journal especializada en la región, señaló que detrás del acercamiento de Obama a los llamados "enemigos de EEUU" como Chávez, Ortega y ahora Zelaya, se encuentra Gregg Craig, el actual Consejero Legal de la Casa Blanca que durante la Guerra en América Central trabajaba en la oficina del Senador Ted Kennedy.

"Obama ahora desea que Zelaya, quien fue respaldado oficialmente por las FARC la semana pasada, sea devuelto a su cargo. Si Honduras no cumple con ello, EEUU ha amenazado con congelar activos y revocar las visas de los funcionarios del gobierno interino", afirma la columnista del Journal.

"Algunos observadores en Washington creen que esta extraña postura se debe al hecho de que Obama depende profundamente del consejero para la Casa Blanca, Gregory Craig, para los asuntos latinoamericanos".

"Craig -apunta el Journal- era el abogado de Fidel Castro durante la repatriación a Cuba del niño de 7 años Elian González en 2000 por parte de Bill Clinton. A lo largo de la campaña presidencial, cuando él estaba asesorando a Obama, el izquierdista Council on Hemispheric Affairs lo respaldó diciendo que era "el hombre correcto para revivir las profundamente defectuosas relaciones entre EEUU y América Latina. En otras palabras, darle un giro a la política hacia la izquierda".

Como se puede apreciar, Honduras detonó una guerra interna que va a traer cola en el Imperio.

Y en este escenario conspirativo de la guerra entre la "derecha" y la "izquierda" imperial, Washington deberá resolver finalmente el destino de Manuel Zelaya y de los golpistas que lo desalojaron del gobierno de Honduras.

"A treinta días de lucha, aquí no se rinde nadie"


Por Mabel Marquez

Esta es una de las tantas consignas que día a día repiten los protestantes de las diferentes organizaciones sociales que integran el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado. Estas consignas hacen que las y los protestantes se mantengan firmes y con ánimo para seguir resistiendo esta difícil lucha que vienen manteniendo desde hace 30 días, que le dieron el golpe de Estado al Presidente Zelaya.

Hoy Lunes 27 de Julio del 2009, en el marco de las acciones del Frente de Resistencia contra el Golpe, se llevó a cabo una multitudinaria protesta a inmediaciones del boulevard Fuerzas Armadas, justamente frente al Mall las Cascadas. Dicho sea de paso, este centro comercial es propiedad del candidato a la presidencia de la república por el partido liberal, Elvin Ernesto Santos, uno de los involucrados en el golpe de Estado. En esta zona fueron tomadas varias vías aledañas y cercanas al boulevard, por lo que se obstaculizó totalmente el transito de vehículos. Muchos los negocios cercanos fueron cerrados.

Esta toma de hoy fue totalmente pacífica, como las anteriores que se han realizado de parte del Frente; sin embargo da mucha tristeza como la policía se hace presente al lugar, no para proteger a los protestantes, sino para atemorizar a los mismos, pues fue una gran cantidad de policías y miembros del ejército que intentaron desalojar a los manifestantes; pero esto no se dio, pues intervinieron los dirigentes sociales de este movimiento y lograron mantenerse ahí hasta en horas de la tarde como lo habían programado. Varias de las personas, por el temor que las embarga cuando observaron llegar a la policía y al ejército, que se han convertidos en los verdugos del pueblo, se salieron de la protesta y se fueron para sus casas; sin embargo una muy buena cantidad de protestantes valientemente se mantuvo firmes en la lucha en el lugar hasta el final.

Algunos de los puntos planteados hoy por el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado son:

-En diferentes partes de la carretera que conduce de Tegucigalpa al Paraíso, hay muchas personas atrapadas entre retenes de comandos del ejército y la policía especialmente en las comunidades de Alauca y Arenales, a unos 10 kilómetros de la frontera de las Manos. Estos compañeros y compañeras están pasando hambre, sed, frío y otras dificultades.

- Condenamos enérgicamente el asesinato del joven Pedro Magdiel Muñoz, quien desde un principio permaneció en las actividades de resistencia contra el golpe de Estado.

- Denunciamos que se han detenido muchas personas de la resistencia, incluyendo al Coordinador de la Vía Campesina Centroamericana, Rafael Alegría, quién fue liberado horas más tarde, pero que no había sido anotado en el listado de los detenidos.

- Nos solidarizamos con los representantes de la embajada de Venezuela en Honduras, ya que están siendo amenazados por este gobierno golpista; por lo tanto, un grupo de compañeros y compañeras permanece custodiando el lugar y otros más se incorporarán mañana.

- Se han realizado diferentes acciones de resistencia a nivel nacional; así mismo se mantiene custodiada la casa del presidente Zelaya en Olancho por pobladores del lugar en apoyo al presidente Zelaya.

- Denunciamos la estrategia de persecución, suspensión de garantías, Estado de sitio, encarcelamiento de personas en resistencia ordenados por los golpistas.

- Las fuerzas armadas y la policía están llamando cárcel de crisis a la captura de personas que participan en las protestas de resistencia.

- Exigimos a los Estados Unidos que tome las medidas necesarias para revertir el golpe de Estado en Honduras.

- Se ha organizado un frente de abogados defensores del pueblo en San Pedro y Tegucigalpa para apoyar y defender los derechos de los y las participantes en resistencia en contra del golpe.

domingo, julio 26, 2009

Honduras: La resitencia se llama pueblo y continúa

Tomado de http://islamiacu.blogspot.com/

El Frente Nacional contra el Golpe de Estado de Honduras acordó hoy domingo intensificar las acciones de resistencia pacífica hasta lograr la restitución del orden constitucional roto el 28 de junio pasado.

La decisión fue adoptada durante la tercera reunión de las fuerzas populares unidas en esa organización, que se prolongó varias horas en la sede del Sindicato de Trabajadores de Bebidas y Similares (STIBYS).

En un acto con centenares de personas en el auditorio de la edificación, Israel Salinas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores (FUTH), subrayó que la lucha continuará hasta la derrota del gobierno de facto.

Añadió que la dirección colegiada del Frente también ratificó las demandas de restitución incondicional del presidente Manuel Zelay, y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que refunda a la nación.

Salinas informó que se mantendrán las tomas de carreteras, instituciones públicas y las manifestaciones en todo el país, a lo cual se sumará un paro cívico nacional el jueves y viernes próximo, acordado por las tres centrales sindicales del país. La decisión es categórica: no vamos a retroceder ni una pulgada, ni un milímetro, en esta lucha que hoy lleva 29 días consecutivos, subrayó Salinas, en medio de una gran ovación de los asistentes al acto.

Ahora o nunca, Adelante, adelante, que la lucha es constante y Urge, Mel (apelativo familiar de Zelaya), corearon los manifestantes durante varios minutos, con los puños en alto.

Rásel Tomé, dirigente del directorio de las bases del Partido Liberal que repudian el apoyo de la cúpula partidaria al golpe, exhortó a proseguir la lucha, porque -dijo- sólo el pueblo salva al pueblo.

El coordinador general del Frente y presidente de la FUTH, Juan Barahona, aseguró que el pueblo no va a renunciar al restablecimiento del Estado de Derecho, del presidente Zelaya ni a la Constituyente.

Barahona, Salinas y Tomé condenaron la represión del ejército y la policía contra los miles de personas que tratan de llegar a la frontera con Nicaragua para reunirse con Zelaya, quien prepara su retorno al país.

Poco después del acto, los asistentes acudieron al sepelio del joven Pedro Mandiel Muñoz Salvador, asesinado ayer en la oriental localidad de Alauca, horas después de su arresto por la policía, denunciaron testigos.

Cuando se dirigían al lugar, un atentado con explosivos fue cometido pasada las 13:00 hora local contra el área de baños de los hombres del local del STIBYS, que provocó daños en las estructuras, pero no víctimas.

El 40% de los estadounidenses desaprueba la gestión de Obama, según una encuesta

Washington, 26 jul (EFE).- El 40% de los estadounidenses tiene una muy mala opinión de la gestión del presidente Barack Obama, y solo el 29% la aprueba con entusiasmo, según una encuesta que divulgó hoy la firma Rasmussen Reports.


"Esta es la primera vez que los puntajes de Obama han llegado a dos dígitos en territorio negativo", señaló la firma.


Las actualizaciones que hace la firma Rasmussen de su índice de popularidad presidencial responden a entrevistas telefónicas nocturnas y se compilan en un promedio de tres días.


La encuesta publicada hoy es la primera de Rasmussen desde que Obama ofreció una conferencia de prensa para explicar su plan de reforma del sistema de cuidado de la salud.


La cifra de quienes aprueban la gestión de Obama, según Rasmussen, se ha mantenido sin cambios desde la conferencia de prensa, pero la proporción de quienes "desaprueban fuertemente" la gestión presidencial subió del 35% el miércoles al 40% hoy.


"El presidente recibió, en general, pobres calificaciones por su respuesta a una pregunta, durante la conferencia de prensa, sobre un incidente en Cambridge en el cual estuvieron involucrados un profesor universitario negro y un agente policial", añadió el informe.


En términos generales, el 49% de los entrevistados por Rasmusen indica que "aprueba al menos un poco" la gestión del mandatario, y el 50% la desaprueba "en cierto grado".


"El 76% de los encuestados ve ahora a Obama como 'políticamente liberal'", añadió Rasmussen. "Esto es un incremento de seis puntos en un mes, y 11 puntos desde que fue elegido" en noviembre pasado.


"Si bien los puntajes de Obama han bajado en el último mes, aún el 54% de los encuestados cree que el presidente George W. Bush es responsable principal por los problemas económicos del país", añadió el informe.

Los narco-paramilitres colombianos confiesan 21.000 asesinatos

Tomado de InSurGente

Confesaron veintiún mil homicidios, señalaron 1.700 fosas comunes en las que encontraron dos mil cien cuerpos, admitieron nexos con cuatrocientos políticos y desvelaron una sucesión de atrocidades que lograron horrorizar a un país indolente, acostumbrado a la violencia más salvaje. Este es el curriculum de los hombres de Uribe.

"Al siguiente fiscal le diría que sepa que está solo", dice Mario Iguarán, el Fiscal General cuyo mandato termina el 31 de julio. "No cuenta con el gobierno, la Corte Suprema o la Procuraduría". Tampoco con la comprensión y el apoyo de influyentes sectores tanto colombianos como extranjeros. Y es que durante los tres años que lleva el proceso con los antiguos paramilitares, su organismo tuvo que sortear todo tipo de obstáculos y errores porque ni el poder legislativo ni el judicial dimensionaron la magnitud del reto y tampoco en la sociedad colombiana hay consenso sobre lo que esperaban de la citada Ley.

"De seguir como vamos, alguien hizo el cálculo de que necesitaríamos cien años para terminar nuestro trabajo", señala uno de los 54 fiscales asignados a Justicia y Paz, con los que dialogó elmundo.es. Las cuentas son fáciles de hacer: tienen que escuchar en versión libre a los 2.927 comandantes de una tropa conformada por 31.000 combatientes, que manifestaron su intención de hablar. Alias "HH", por ejemplo, confesó dos mil asesinatos y su colega, "Pedro Fronteras", otro tanto.

De cada crimen deben abrir expediente, investigar la forma en que ocurrió, las causas, los autores materiales, el lugar donde echaron el cadáver –en unos casos utilizaron hornos crematorios o los ríos caudalosos. Y no sólo fueron homicidios y desapariciones forzadas, también robo de tierras, violaciones, reclutamiento de menores, extorsión, narcotráfico, lavado de activos y un largo etcétera.
"Investigar todos los delitos y a todos, es imposible. La solución sería una reforma legislativa", indica Luís González, el fiscal Jefe de la unidad y uno de los profesionales más respetados en su campo.

"Hay que definir qué verdad quieren las víctimas y cuál la sociedad", señala uno de sus colegas. Explica que hay madres de fallecidos que se niegan a aceptar que a su hijo lo mataron por colaborador de la guerrilla, quieren escuchar otras razones porque sienten que esa les roba la dignidad. Y vecinos de poblaciones sometidas al poder de las AUC que utilizaron a los paramilitares como simples sicarios, para cobrase viejas venganzas, evitar pagar deudas o por líos de faldas. Fue una guerra tan sucia y prolongada, que desmenuzarla y mostrar al país su verdadera cara, es algo que aún no todo el mundo quiere.

"Nadie estaba preparado para este proceso. Cada uno ha tenido que desarrollar un aprendizaje sobre la marcha", afirma el fiscal González. Y es que nunca antes en el mundo un país llevó ante los tribunales a un grupo armado que entregó sus armas de forma voluntaria. En Afganistán la ONU permitió que los antiguos asesinos siguieran en sus puestos, que nadie confesara ni penara sus culpas y menos entregara sus bienes para repararlas.

Pero en Colombia ese mismo organismo exige que los paramilitares, que se desmovilizaron pensando que cambiaban armas por reinserción, cuenten toda la verdad, pasen por la cárcel e indemnicen a sus víctimas.

Las trincheras se hacen aquí, no afuera, dijo Xiomara Castro a los golpistas hondureños.

Tomado de http://islamiacu.blogspot.com/

Xiomara Castro, primera dama del gobierno del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, ratificó hoy que continuará la lucha junto al pueblo por la restitución del estado de derecho.


Castro rechazó una oferta del gobierno de facto de un avión privado para trasladarse adonde estime junto a su familia, hecha pública esta tarde.


No estoy pidiendo abandonar el país porque no soy cobarde, porque quiero continuar en resistencia junto al pueblo, subrayó en una llamada a la emisora Radio Globo para repudiar el golpe militar del 28 de junio pasado.


La primera dama, su hija Hortensia, y la madre de Zelaya, Hortensia Rosales, se mantienen desde ayer retenidas en la comunidad de Arenales, del departamento oriental de El Paraíso, bajo toque de queda.


Tropas del ejército, la policía y las fuerzas antimotines impiden también el paso a miles de personas que tratan de llegar a la frontera con Nicaragua para reunirse con Zelaya, quien ayer ingresó temporalmente al país.


Castro exigió a las fuerzas armadas dejar de reprimir al pueblo y permitirles pasar para encontrarse con el Presidente en el puesto limítrofe de Las Manos, a 197 kilómetros al este de la capital.


Añadió que no hay ley en Honduras que impida que una mujer pueda reunirse con su esposo o a una hija estar con su padre o a una madre, con su hijo.


No estoy pidiendo nada para mi familia, quiero la libertad en mi país, la paz y la equidad para el pueblo hondureño, afirmó.


La familia de Zelaya ha encontrado una amplia solidaridad de los lugareños, que les han ofrecido techo y alimentos y otras ayudas, como a muchos de los miles que buscan llegar a Las Manos para respaldar al estadista cuando retorne al país.


En un comunicado, reseñado por la agencia EFE, la Secretaría de Seguridad indicó que garantiza la protección de Zelaya y su familia, y que "en virtud de mantener dicha garantía, se le ha ofrecido a la familia" del derrocado presidente "la posibilidad de brindarle un vuelo privado para ser transportados a donde lo requieran".


La esposa de Zelaya dijo que rechaza el ofrecimiento del Gobierno que preside Micheletti y preguntó: "¿por qué quieren sacarme de mi país y hacerle a mi familia lo mismo que le hicieron a mi esposo?".


"Yo quiero que me permitan llegar con mi familia a la frontera (con Nicaragua) donde está mi esposo para que vea que estamos bien", expresó Castro a periodistas en el sector de Arenal, en el oriental departamento de El Paraíso, donde pernocta desde ayer, en un intento por encontrarse con su marido.


Agregó que si quisiera irse del país, ya lo hubiera hecho, sin necesidad de un ofrecimiento del "Gobierno golpista". "No somos cobardes, aquí nacimos, aquí nacieron mis hijos, aquí nació mi esposo y aquí seguimos luchando", aseguró.


Recalcó que "las trincheras se hacen aquí, no afuera", y que seguirá "marchando al lado del pueblo" exigiendo el regreso de su esposo al poder.


Zelaya fue derrocado por los militares el 28 de junio pasado y ese mismo día sustituido, por designación del Parlamento, por Roberto Micheletti, quien hasta entonces era presidente de ese organismo.


Fuentes: PL y EFE

sábado, julio 25, 2009

Alianza Progresista, Democrática de Izquierda, Plurinacional e Intercultural de Derechos


El Movimiento Popular Democrático, Pachakutik y el Partido Socialista firmaron un acuerdo político para actuar al interior de la Asamblea Nacional que iniciará sus labores en los próximos días. Esta alianza democrática y de izquierda, plurinacional e intercultural trabajará para consolidar y profundizar el proyecto de transformación de los pueblos del Ecuador, combatirá los intentos de restauración del neoliberalismo y a las políticas represivas, buscará la aplicación plena del SUMAK KAWSAY de los seres humanos que conviven en este territorio y luchan por la construcción de la Patria Nueva.

Jorge Escala, asambleísta del Movimiento Popular Democrático, expresó que desde esta alianza se promoverá la defensa del derecho de organización, reclamo y huelga por ello anunció el apoyo a las movilizaciones de los trabajadores, maestros y universidades programadas para la próxima semana, además de trabajar de manera mancomunada, complementaria y participativa con las organizaciones sociales y populares en la elaboración de leyes orgánicas y ordinarias que garanticen la concreción de los derechos del buen vivir en todos los barrios, comunidades, pueblos y nacionalidades.

También manifestó que esta alianza permitirá privilegiar el impulso de leyes que viabilicen de manera práctica los diferentes derechos de los trabajadores, pueblos y nacionalidades consignados en la Constitución, tales como: Ley de Aguas, Ley de Tierras, Ley ambiental y biodiversidad, Código del Trabajo, Ley de Educación General y Superior, Ley del Servidor Público, Ley de Hidrocarburos, entre otras.

viernes, julio 24, 2009

Los peligros para el proceso latinoamericano y la relacion de lo nacional con lo continental

Por Hector Marinangelí - Tomado de Resumen Latinoamericnao

La crisis producida con el golpe de estado en Honduras contra el presidente constitucional Zelaya, ha traído cola. Si miramos un poco más allá de estos peligrosos antecedentes que , dejarlos pasar traerán como consecuencias que de ahora en más podamos levantarnos con un golpe acá y otro más allá y podamos seguir sus movimientos por las cadenas televisivas, violando todas las leyes y permitiendo la impunidad de esas acciones.

En estos días también se puede conocer que algunos ( tres ) funcionarios opositores al gobierno de Chavez “recurren” a la OEA para dirimir, o al menos esa es la idea, cuestiones de política interna venezolana. Con el remanido pretexto de que el chavismo utiliza la democracia para matar a la democracia, etc.

Se recurre a organismos internacionales para encontrar apoyos en contra del sistema democrático, como justificación de cuestiones domésticas y frente al avasallamiento golpista esos mismos organismos nada “pueden hecer” y mediante como las mediaciones llevan las soluciones a la larga.

Todo indica que se están complejizando cada día más las cosas y que en un “mundo globalizado” el recurso de tratar cuestiones domésticas en organismos internacionales que cuentan con los buenos oficios de los centros de poder internacional, los EEUU, y otros mecanismos se va poniendo de moda.

La pérdida de protagonismo de esos órganos, y de la propia influencia de los poderosos estados que tradicionalmente han sido ingerentes en la vida de naciones , como las latinoamericanas, los conduce junto a las derechas nacionales a utilizar esos nuevos refugios para entorpecer la acción soberana de los pueblos que así lo están haciendo.

Evidentemente el experimento que se lleva a cabo en Honduras pone sobre la mesa muchas de estas alternativas. La nueva etapa en marcha en el continente abre , también, nuevas opciones para oponerse a las mismas. Si oficialmente el gobierno de EEUU y el propio Obama han cuestionado a los golpistas, quién o quiénes sostienen a los mismos ? La mediación ( o distracción ) puesta en marcha a través de Arias en Costa Rica quién la propuso y la sostiene ?
No está la secretaria de estado norteamericano fogoneando eso ?

Es verdad que un grupo de abogados y asesores de Clinton ( esposo de la secretaria de Estado) hacen lobby en Nueva York a favor de la oligarquía hondureña ante la Cámara de representantes para que sea reconocido el gobierno de facto ?

La fortaleza de las oligarquías latinoamericanas, entre las que la hondureña es una de las más históricas, alcanza para sostener ésta violación a la democracia ? O está sostenida, apañada, dirigida por la derecha tradicional yanqui que en ésta oportunidad no está con Obama y boicotea el proceso ?

Queda , entonces, por explicarnos cómo accionar frente a éstas “nuevas políticas” por parte de gobiernos, sectores políticos, de nuestra América ?
Si lo que viene va a tener el mismo cariz que han tenido éstas acciones, cómo reaccionar ? Qué mecanismos habrá que poner en marcha o crear frente a ésta renovada amenaza al sistema democrático que quieren profundizar lospueblos latinoamericanos ?

Una primera mirada indica que el fortalecimiento de las fuerzas progresistas que sostienen estás nuevas instancias políticas en la América Latina, los actores de esos procesos políticos, los desposeídos y marginados, indígenas y campesinos, trabajadores y estudiantes que empiezan a escribir nuevas páginas de la historia verdadera deben ampliar su peso ,su decisión de defender sus conquistas y su organización frente a las intentonas que todo indica se vienen .

Fortalecer y fortalecerse ante el embate de nuevo cuño, esa es la primera respuesta para defender y sostener las decisiones propias, las políticas elegidas como consecuencia del nuevo protagonismo asumido y combatir fuertemente los ataques, tergiversaciones y acciones encaminadas a minar, entorpecer y torcer el rumbo elegido.

Porque una vez producida la asonada y el daño causado, si no se actúa rápidamente, ellos cuentan con el tiempo, los medios y el poder para sostenerse y producir el daño buscado.

Uribe casualmente estuvo en contacto con los golpistas hondureños semanas atrás, y ha dicho en lo últimos días que no ve mal la acción llevada a delante , y al mismo tiempo autoriza el emplazamiento de tres nuevas bases norteamericanas en territorio colombiano.

Los peligros para el proceso de cambios se siguen produciendo, la conspiración está en marcha en varios países de la región. En Paraguay y El Salvador se ha denunciado que hay indicios de acciones encaminadas en ese sentido. No olvidemos la situación en Bolivia, la acción de los prefectos de la Media Luna, el desmantelamiento de un grupo terrorista que planeaba asesinar a Evo, las presiones permanentes contra Correa, y el clima provocador en Venezuela. Sumemos a estas condiciones que la oligarquía y la derecha en nuestro país vienen por más, después del 28 , y que no ocultan varios de sus personeros su anhelo de que la presidenta no cumpla el ciclo hasta el 2011.

Por lo que subestimar o minimizar los peligros evidentes que nos rodean en el panorama de la región, será ni más ni menos que llevar agua al molino del enemigo. Tanto los sectores del progresismo como los de izquierda deben sumar esfuerzos y posiciones claras y definidas al lado de los gobiernos y procesos que van por la profundización de políticas nacionales y populares y dejar claramente establecido que están de esa manera contra los planes del enemigo principal.

Esto es aplicable a muchos procesos, cualquier retroceso en la región significará el avance de las fuerzas de la dominación y la explotación. Parar estos intentos , denunciar los “ aliados” , confundidos y cómplices, junto a la creación de una poderosa fuerza alternativa nacional y popular puede ser el reaseguro para salvar +este cambio de época que se ha puesto a andar.

No tomar nota de ello implicará dejar abierto el camino a nuevas derrotas para nuestros pueblos.

Rosario 22 de julio

jueves, julio 23, 2009

Frente al avance de los movimientos indígenas, se recurre a la criminalización de sus protestas La respuesta represiva de los Estados

Por: Wilwer Vilca Quispe Tomado de ALAI AMLATINA

El viernes 5 de junio una noticia conmovió al mundo: en la amazonía peruana, la represión policial provocó 34 muertes (24 policías y 10 indígenas). La indignación nacional e internacional ante esta matanza provocada por el Estado peruano se expresó de inmediato en una corriente de solidaridad pocas veces vista antes.

¿Cómo se llegó a esta situación? Desde el 2008, los pueblos indígenas de la amazonía venían pidiendo al Estado peruano el respeto sobre sus derechos territoriales, reconocidos por la Constitución e instrumentos internacionales como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Y en la primera semana de abril, los indígenas amazónicos se declararon en huelga indefinida exigiendo la derogatoria de varios decretos legislativos que atentan contra el derecho de posesión sobre su territorio.

Sucede que el gobierno de Alan García, haciendo uso y abuso de las facultades conferidas por el Congreso mediante Ley 29157 con la finalidad de implementar el TLC celebrado entre el Perú y los Estados Unidos, emitió 102 decretos legislativos, ocho de los cuales afectan directamente los derechos de los pueblos indígenas, específicamente los derechos a la consulta previa e informada, a la libre determinación y a su territorio. Estas normas priorizan la inversión privada a costa desproteger a los pueblos y sin importar el derecho a la libre determinación sobre su desarrollo y forma de vida.

Luego de 54 días de paro, obstinado en su negativa de solucionar el pedido de los pueblos, el 5 de junio el gobierno ordenó la intervención policial en la zona conocida como Curva del Diablo (Bagua, Amazonas), lo que provocó un enfrentamiento entre los indígenas que defendían sus derechos y los policías que tenían el mandato de poner orden e imponer los decretos legislativos del TLC. La represión no terminó (ni había empezado) ahí: fue seguida por la persecución judicial a los dirigentes indígenas, denunciándolos por secuestro, asesinato, alteración del orden social, entre otros graves delitos.

Neoliberalismo

La criminalización de la protesta se inició en la dictadura de Alberto Fujimori. Y se fue agudizando al punto que en julio del 2007 el gobierno de Alan García emitió once decretos legislativos gracias a los cuales las fuerzas armadas son inimputables ante el uso de su arma reglamentaria cuando se trata de protestas sociales, es decir tienen licencia para matar; el bloqueo de carreteras o vías publicas puede ser condenado hasta con 30 años de privación de la libertad, pena más drástica a la que recibe un asesino; y las autoridades locales y regionales están prohibidas de apoyar las movilizaciones de sus pueblos, entre otras medidas que atentan contra el derecho nacional e internacional.

¿Cuál es el meollo del asunto? La historia reciente muestra que en el Perú, desde el gobierno de Alberto Fujimori, continuado por Valentín Paniagua, Alejandro Toledo y el actual Alan García, se ha aplicado una política económica de libre mercado, diseñada para favorecer el crecimiento económico y la inversión privada, sin importar los derechos de los pueblos históricamente olvidados, discriminados y menospreciados.

Esta política económica aplicada desde los años noventa, ha generado una serie de conflictos en todo el territorio nacional, principalmente por la presencia de empresas extractivas como las mineras, petroleras y forestales, que han incursionado en territorios de las comunidades y pueblos indígenas del ande y la amazonía sin el permiso ni la autorización de los pobladores, sólo con el consentimiento legal otorgado por los gobiernos, que declara los proyectos extractivos “de interés nacional” para que nadie se oponga a tales inversiones.

A la fecha, según información de la Defensoría del Pueblo, se registran 47 conflictos mensuales, en 3300 comunidades afectadas, solo por la presencia de la actividad minera. Producto de estos conflictos, el gobierno viene persiguiendo a más de 740 líderes indígenas, a quienes se les imputan los más graves delitos con tal de silenciar y desarticular el sistema organizativo de las comunidades y pueblos indígenas.

Lacra continental

Esta realidad no sólo se da en el Perú. Casos similares de criminalización, exclusión total y violación a los derechos de los pueblos indígenas se repite con las mismas fórmulas en países como Colombia, Chile, Argentina y Ecuador, por mencionar algunos en Latinoamérica.

En Colombia la historia oscura de la actuación del Estado marca que desde 1974 hasta el 2007 un total de 339.323 indígenas Nasa en el departamento del Cauca afectados por asesinatos, lesiones graves, torturas, desapariciones forzadas, desplazamiento forzado, secuestro, violencia sexual, allanamiento, amenazas, entre otros. En el periodo de Álvaro Uribe (entre el 2001 y el 2006), 211 mil indígenas Nasa fueron victimizadas. Y; entre los años 2008 y 2009 los asesinatos a líderes indígenas no han parado, los últimos fueron el de Edgar Legarda, esposo de la líder del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) Aída Quilcue, que fue acribillado por las fuerzas militares. Sólo en el último periodo de gobierno de Alvaro Uribe se suma más de 1200 indígenas masacrados. Estos genocidios al que están sometidos los pueblos indígenas queda en la más absoluta impunidad.

Dicho incremento en la vulneración de los derechos de los pueblos indígenas está asociado con la expansión geográfica del conflicto y especialmente con la implementación de la política de Seguridad Democrática de los dos últimos gobiernos de Álvaro Uribe, cuya justificación es terminar con la presencia de las FARC, cuando se trata en realidad de la imposición de políticas económicas privatizadoras que benefician a las empresas transnacionales, especialmente forestales y mineras.

“Democracia” chilena

En el caso chileno, los pueblos indígenas mapuches, al igual que sus similares en otros países del continente, históricamente fueron sometidos al despojo de sus tierras. En el proceso de pacificación de la Araucanía (segunda mitad del siglo XIX), el Estado Chileno de manera unilateral despojó el 95% del territorio mapuche. Ya en el siglo XX, tras el golpe militar de Augusto Pinochet, las tierras dejaron de ser indígenas porque se entregó títulos de propiedad individual a empresas forestales.

En los últimos años se expanden proyectos viales para favorecer a las empresas madereras que operan dentro de territorios de pueblos indígenas. También está la construcción de las hidroeléctricas que despojan aguas para desviar para el consumo de las empresas mineras y abastecimiento de las ciudades, dejando sin agua los campos agrícolas de las comunidades. Otro proyecto es el de la celulosa que desplaza a las comunidades aledañas al mar. Con todo esto, los pueblos indígenas ya no solo están negados del acceso a sus tierras sino hasta del mar.

Por estas realidades, los pueblos mapuches se organizaron alrededor de la Iglesia Católica y en partidos políticos. El Estado reaccionó creando la Ley Antiterrorista, al amparo de la cual se procesa y encarcela a líderes indígenas. Entre noviembre de 2001 y octubre de 2003 se registraron 209 mapuches procesados, sólo en la región de la Araucanía. A esto se debe agregar la práctica común de allanamientos ilegales a las viviendas, detenciones, vigilancia policial, maltratos en operativos, interrogatorios sin ser procesados, torturas, etc.

Expropiaciones en Argentina

Luego de la crisis económica y social de fines del 2001, que se agudizó en el 2002, a partir de 2003 Argentina crece económicamente por la exportación, en especial de la soja. En ese contexto, de 2003 hacia adelante, el bienestar de la población dejó de ser prioridad para las políticas del Estado, que se concentró en las exportaciones con el objetivo de lograr un mayor avance del crecimiento económico, dejando de lado las políticas agrarias, de salud, educación y otros sectores.

Pero las políticas de expropiación de territorios comunales no habían empezado con las crisis económica del 2001, sino desde años atrás. Entre 1995 y 2000, en el Chaco se vendieron más de 700 mil hectáreas de tierras, por lo que la provincia del Chaco tuvo que reformar su Constitución para detener la venta de tierras indígenas hasta que se entregue titulo de propiedad a los pueblos originarios. Sin embargo, hasta la actualidad no se otorga esos títulos, pero se sigue vendiendo territorio de pueblos indígenas a empresas transnacionales norteamericanas, sobe todo en el norte de Argentina, donde existen 1500 yacimientos mineros.

En el norte, además de los hidrocarburos y la minería, esta la tala de árboles del monte nativo. En la provincia de Salta se tala 103 hectáreas por hora. Todo por la política económica que prioriza la inserción en la economía global de mercado.

Producto de estos despojos de tierras, existen 347 conflictos indígenas que comprenden a un millón 300 mil hectáreas, sin considerar otros conflictos que no se reportan. Por ejemplo, en Santa Rosa se reclaman 535 hectáreas de territorio que fue despojado por la Compañía Benenton. Frente a las legítimas demandas de los pueblos indígenas, se criminaliza su protesta con persecución judicial, secuestro, tortura, vigilancia permanente, entre otras acciones.

Respuesta global

Ecuador, en el contexto del boom petrolero, los pueblos indígenas son perturbados por el desastre de la naturaleza, al punto que en la actualidad hay 30 mil personas afectadas y muchos casos de cáncer. En el periodo de Lucio Gutiérrez se empezó una ofensiva apostando por la inversión privada en el sector minero, producto de lo cual se llegó a asignar unas 4,500 concesiones. Este modelo de economía dejó como secuela un incremento en la deuda externa y la migración de alrededor de tres millones de ecuatorianos.

Frente a estas políticas económicas, los indígenas levantan permanentes movilizaciones. En uno de los casos, en 1992, por defender la tierra fueron asesinados 18 líderes indígenas, inaceptable solución política dentro de un estado democrático y de derecho.

Todas estas formas de operar por parte de los estados frente a conflictos sociales, se convierten en una plantilla en todos los países, que en vez de dar soluciones políticas y prevenir conflictos, lo que hacen es agudizar las crisis para luego justificar la intervención policial y militar con la finalidad de desarticular a las organizaciones indígenas.

Además, no sólo es una forma de operar política y militarmente en contra de los pueblos indígenas, sino de desprotegerlos jurídicamente y negarles una adecuada administración de justicia. Todo bajo el silencio de los medios de comunicación de alcance nacional, que no visibilizan los problemas a los que se enfrentan los pueblos, excepto cuando estos son objetos de noticia policial o para burlarse de sus formas de vida, diferentes a las habitantes de las ciudades capitalinas.

Por ello, frente a un problema global, la respuesta debe ser global: la articulación de los movimientos indígenas en el continente avanza, y con ella se fortalecen sus organizaciones y se unifican sus propuestas. La criminalización no detendrá su lucha contra la imposición de la economía neoliberal.

* Este artículo se basa en los testimonios de líderes de organizaciones indígenas de los cinco países mencionados. - Wilwer Vilca Quispe, es M.Cs. Derechos Humanos, Especialista en Derecho de Pueblos Indígenas y Miembro del Consejo Consultivo de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas.